“Lo más bonito de mi trabajo es poder sublimar la belleza de cada mujer.”

Entre mis primeros recuerdos encuentro al maquillaje y a las ganas de plasmar así mi inspiración.

Fue en el momento en el que descubrí la profesión del maquillador profesional, cuando decidí que ese era mi lugar.

Durante mi etapa universitaria en la que estudié Derecho me di cuenta que ese no era el camino que me haría feliz, a si que di un giro de 180º y aposté todo por el maquillaje.

Convencida de mi decisión, me fui a Madrid a estudiar y pulir mi técnica. Allí entré de lleno en este maravilloso mundo, en el que pude trabajar de la mano de Bobbi Brown, realizar desfiles de moda y portadas de revistas.

Graduación curso de maquillaje profesional en Workshop Experience Madrid

Con mi vuelta a Murcia transladé todos mis conocimientos al maquillaje social, pretensión estética que requiere de una sensibilidad especial.

Actualmente se ha convertido en mi mejor forma de expresión. Esculpiendo rostros y creando las mejores experiencias alrededor del maquillaje.

En definitiva, mi trabajo representa una pasión intrínseca, un placer.