Se acerca el verano y surge la necesidad de encontrar un buen protector solar, a si que me parece buena idea escribir un poco sobre la importancia del protector solar en nuestras vidas.

A continuación veremos los diferencias entre rayos UVA Y UVB, los formatos, las pautas para una correcta aplicación, etc.

Para comenzar explicando la importancia de usar protección solar quiero que veáis esta foto.

El rostro de Bill McElligott, de 69 años expuesto a la radiación solar en una mitad de la cara, con arrugas y manchas localizadas.
Bill McElligott

Se trata de Bill McElligott, camionero cuyo rostro envejeció de forma considerada en la mitad del rostro, en la que le daba el sol durante su jornada laboral.

Consecuencias de no usar protector solar

Como véis claramente en el caso de Bill McElligott, la consecuencia principal de no usar protección solar es un claro envejecimiento prematuro de la piel, con arrugas visibles y la aparición de manchas.

Esto se debe a la pérdida de colágeno, que es lo que nos aporta elasticidad y fuerza en la piel.

Cuándo usar protección solar

Aquí la respuesta es clara: TODO EL AÑO señoras y señores.

El sol nos da en el rostro todos los días del año, independientemente de que sea verano o invierno, incluso en los días nublados. Es cierto que en verano estamos más expuestos y por tanto deberemos protegernos aún más de él, pero eso no quita que sea necesario protegernos siempre.

Otro aspecto importante es la re-aplicación. De poco sirve aplicarlo una única vez si estamos expuestos varias horas. Para ello, existen diferentes formatos que nos facilitan esta tarea.

Formatos

Por supuesto, tenemos los formatos tradicionales con los que no tenemos ningún problema cuando no estamos maquilladas. Pero la pregunta que se hacen muchas chicas es, ¿cómo me aplico el protector si ya voy maquillada? pues aquí tienes unas sencillas soluciones.

Para pieles más secas tenemos protección solar en forma de bruma, que podremos aplicar perfectamente sobre nuestro maquillaje.

Aquellas pieles que quieran controlar un poco más los brillos o un aspecto más mate, se verán beneficiadas del protector solar en formato polvo sobre su maquillaje. MI RECOMENDACIÓN: retirar primero el exceso de brillo con un papel antes de usar el polvo.

Diferencia entre rayos UVA y UVB

Los rayos UVB son los que causan las quemaduras y el cáncer de piel. Su intensidad varía en función de la época del año y la hora, siendo más intensos en verano y a medio día.

Por otro lado, los rayos UVA son los que producen el envejecimiento en la piel y los melanomas cancerígenos más graves. Su intensidad también varía pero mucho menos que los rayos UVB, siendo igual de peligrosos todo el año.

Cantidad y SPF

Quiero resaltar y desmentir la creencia de mucha gente al pensar que si usamos una crema hidratante o una base de maquillaje con protección solar es suficiente. Siempre es necesario aplicar el protector previamente.

La cantidad adecuada de protector equivale a una cucharada pequeña aproximadamente. Nunca usar muy poco producto porque no serviría de mucho.

Cuando hablamos de SPF, nos referimos a los rayos UVB.

La diferencia entre SPF30 y SPF50 es poca en teoría. Uno bloquea el 96,7% de los rayos y otro el 98%, pero esto realmente supone el doble.

En Europa los rayos UVA, (que son incluso más dañinos) se indican con un cículo y las letras en su interior.

Diferencia entre protector físico y químico

Ambos protegen por igual si su SPF es el mismo.

Los protectores físicos son aquellos con tono blanquecino y textura espesa. Crean una especie de capa sobre la piel en la que rebotan los rayos.

Por su parte, los químicos absorben y transforman la radiación en otra onda que no es perjudicial para nuestra piel.

También existen protectores que combinan ambos tipos, obteniendo lo mejor de cada uno.

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero que uséis protector solar a partir de ahora y ¡a disfrutar.!