Lo más especial de mi trabajo son los maquillaje de novia, repletos de nervios y emoción. Lamentablemente este año se han aplazado muchas bodas, a si que en mi caso estoy aprovechando para innovar, incrementar la calidad del servicio, probar y buscar los mejores productos y obvio, reorganizar la agenda.

Ahora sí, entremos en materia.

Déjame decirte que un buen maquillaje de novia es esencial para sentirte radiante y despreocupada, sabiendo que pase lo que pase irás perfecta.

Maquillaje de novia natural y luminoso


En mi opinión, no podría encasillar el maquillaje de novia como un estilo predeterminado, pues cada mujer tiene uno, una esencia tiene que verse reflejada.
Al margen de esto, os dejo a continuación algunos consejos que a mi me han funcionado a la hora de maquillar a mis novias:

  • Utiliza una base de maquillaje con SPF baja o sin ella para evitar el «flashback» en fotografía.

  • Es importante que el color de tu rostro coincida con el de tu cuerpo. Si ese día llevas los hombros descubiertos, mi consejo es que gires la cabeza y acerques la barbilla al hombro, comprobando así la concordancia de color.

  • Elige fórmulas de larga duración y waterproof, aplicando capas finas de producto para que dure más. Usa productos líquidos o en crema como base y después en formato polvo para hacerlo más duradero y por supuesto, la máscara de pestañas waterproof.

  • Hacer una prueba antes del gran día es esencial. Comprueba la duración del maquillaje, cómo se ve con diferentes iluminaciones, cómo se sienten los productos y lo más importante: cómo te sientes tú con ese maquillaje.

Ahora a seguir trabajando para poder dar el mejor servicio, como una novia se merece. Puedes leer más consejos aquí.

Brindis con champange Moêt & Chandon